DUDUMDUSH

DUDUMDUSH

Somos una plataforma de contenidos donde conviven la escritura creativa, el periodismo de inmersión y el pensamiento lateral.

Showing all posts tagged "Arte"

Intervenciones · Joan Duran


en charla con JOAN DURAN sobre su estancia en CATALUNYA durante los primeros meses de 2021, hablamos de grafitis y hospitales, landings 6 + 7 y el arte ya perdido de observar sin intervenir.

hospital
los primeros 5 meses de este 21, he estado en CATALUNYA entrando y saliendo de 3 hospitales y viendo a unas 15-25 personas, no más, además de doctoras, doctores, enfermeros y enfermeras y técnicos, administrativos, pasantes de medicina y la doña que horas antes de mi salida del HOSPITAL TRUETA en GIRONA entra en silencio a la habitación compartida con MAMADOU, de SÉNEGAL, a realizar rutinaria limpieza y le digo: usted es guanaca (de EL SALVADOR) ¿verdad?, en medio segundo grita de USULUTÁN!!!!!! con un estribillo popular que rimaba el TÁN con alguna bella virtud. hasta que entra una de las doctoras que me operaron y me dice mira JOAN, ara potser et farà mal, crida si et fa mal, y me empieza suavemente a oprimir con sus pulgares puntos en el abdomen que debían de dolerme, pero no siento ni pío, lo intenta de nuevo y entonces me dice OK, regreso en 1 hora con tu hoja de salida, te vas, estás perfecto. pero tranquilo, TAC en 3 semanas y visita en 4. buen primero de mayo, le contesté.

flamingo
toparme en carne y hueso con la doña de USULUTÁN revivió mi primera experiencia en un hospital popular estatal (ROSALES), en SAN SALVADOR, una mañana allá en el 1971 hacía fila con pata rota por andar tirando frisbees una noche en playa del PACÍFICO de arena volcánica negra, entre una hilera interminable de hombres macheteados, baleados, accidentados y yo en medio con mis bermudas, esperando turno detrás de 15. este día entendí la jugada, durante 2 o 3 horas cedí el paso a los macheteados ensangrentados, pasa, pasa, cabrón, yo puedo aguantar, como un flamingo, y lo más maravilloso es que, al contrario de lo que pasaría en JAPAN, nadie me dijo gracias. me taladró directo al corazón o cerebro sentir que frente al dolor o la ira de que te hayan baleado o macheteado, no hacen falta reverencias, solo está la química de acciones o palabras como reflejo de tu ser, no tienes que justificar ni esperar la falsedad.

arqueología
fok! ¿landings 6 + 7 a la distancia? distancia & tiempo & everything in between están fuera del anillo periférico de mi vida. vivo past & future simultáneamente con now. landings estuvo despegando y aterrizando, cargando lo requerido y despegando again. y en consecuencia, si de pasaje y personal de cabina habláramos, pues unos bajan y otros suben. en mi vida todo está rematadamente vinculado y en consecuencia ahora ni pienso ni dejo de pensar sobre ese doble gig que finalmente producimos para LA HABANA, en un tris-trás. los archivos guardan cada nota, cantidad de viajes, miles de emails y otros miles aún de fotos desde el instante que la distribución, negociación, proposición o invitación empezó, y se termina cuando, unas semanas después de la inauguración simultánea, regresamos a presentar el libro landings 6 + 7. pero the day after, quién sabe los demás viajeros, yo al menos switcheaba al next:el L8 en el TAIPEI FINE ARTS MUSEUM. ya llevábamos años y años preparándolo al minúsculo detalle. hecho el preámbulo, sabiendo que insistirás, no problem dear CHRISTIAN, por si acaso existe en próximos decenios o siglos una globalarchaeology inc tratando de encontrar las crónicas de la muerte anunciada del planeta arte como profe$ión y commodity para millones de seres, sure thing, este 6 + 7, si son listos los buscadores, estará entre el top 10 del muestrario.

amitiés
landings, en números redondos, fue un decenio de mi vida, empezó con un bunch de gente que de una manera, razón o moneda en el aire, me fui topando en mi vida pre-landings. yo nunca fui a buscar como el harrison ford ese algo que nadie encontraba, vivo simplemente observando en multiple channels cada instante de mi vida y desde que aterricé en SAN SALVADOR a finales del 70 después de año y medio de vivir por medio ASIA, incorporé en tal forma indestructible a mi sistema operativo una característica, entre varias, que es la de vivir con lo mínimo, transformar ideas en hechos e ir a lo que vas, fok the system. porque si te descuidas, te van a desvirtuar el menú, saborizar a su antojo y encima zancadillearte o no, según les convenga o nope, el proyecto que encabeces, sea fruto de un solo, dúo, camerata o una mini sinfónica, con coro añadido y algún que otro BONO que te haga un dueto. oh, sí, claro, con landings mi clan de amistades se redujo bestialmente por un lado y aumentó puntualmente por otro. amitiés, mon ami, pudieran ser todos los que se subieron sin pasaje al recorrido y trabajaron y aportaron, jodieran mucho o al revés. pero sobreviven un puñado. ese concepto de familia con nombres y apellidos y relación sanguínea, solo por decreto de registro civil, para mí don’t give a fuck. se valora el afecto, lo que no se puede expresar, y si de esto hablamos, entonces sí, tengo una familia numerosa.

observaitor
en estos últimos meses, siempre que podía me escapaba a BCN porque allí podía pasear por calles y paseos urbanos o marítimos sin toparme con nadie especialmente a las horas que cabalgaba despacio. siempre el epicentro era la CANADENCA, un espacio amplio, en su día una gigantesca empresa canadiense de electricidad, y de ese monstruo solo quedan 3 esbeltas chimeneas que en mis primeros años de vida eran un termómetro, desde la ventana de mi casa, cara al puerto, al mar, era como medía la neblina, lluvia, atardeceres o los aviones ya en fase de aterrizaje al PRAT. las 3 chimeneas ahí están, sobrevivieron los ataques aéreos de la aviación de MUSSOLINI y el derrumbe del resto del imperio eléctrico canadiense. iba a diario, hasta 2 veces, early AM y hasta el pre-atardecer para dar mi vuelta y tomar miles y miles de clicks. unos grafiteros hacían maravillas en los cientos de metros de pared, y cuando regresaba, ni ellos ni los grafitis estaban allí, había otros. un día, alguien o me habló o al revés, ni me acuerdo, no se lo he preguntado, y me dijo en puro català el equivalente a te veo todo el tiempo y ves y ves y te vas. OK, to the point. ahora somos amigos, me escribe, manda fotos mejores que las mías, no me pone dear joan, me dice desde el primer email, dear observaitor... pues es eso, dear CHRISTIAN. landings ni es ni deja de ser. será para unos y otros un proyecto, un whatever coño deseen pero para simplificar tu tarea, tú que eres parte de esa doble identidad de personal de cabina de pilotos y pasajeros a la vez, analízalo, pero en cuanto a mí se trató de haber sabido observar en silencio, pero activamente, como un nationality-less speedy gonzales. landings se reduce a haber vivido los primeros 3 decenios en esta HZ observando deep deep every foking minute of it. al empezar el cuarto... pues delivery time. c’est tout. ¿es posible emprender algo como landings en 2021 & beyond? nope.

vals
no te encabrones, sé que has perdido familiares, pero por más disciplinado, bien portado, supervacunado y siendo sufrido ejemplo de no incumplir normativas en donde sea que haya estado desde que empezó este vals con la muerte, no sé de qué coño se cabrea el planeta. uno cosecha lo que siembra. se nos ha sembrado una manera de vivir de opulencia & fake set de placeres y maravillas que implican que gran parte de la población mundial no tiene ni puta idea de lo que han sido tantos siglos de supuesto desarrollo, aplastantes colonizaciones, criminales en el poder desde el vatican city a nuestros gobiernos y a las empresas que han domesticado cómo te vistes, te malnutres y encima te inducen a una lenta eutanasia porque, en este largo camino, llenas de billete sus arcas y a los poderes de estado e iglesias o similares, como las farmacias, resumen: de qué coño de dios se quejan los bisnietos y bisnietas de quienes hace menos de 1 siglo vivieron estragos de la II guerra mundial u otros crímenes de millones y desastres inducidos... porque ahora las discos, hoteles, aerolíneas y tiendas de ropa chatarra y cosméticos están muertas. el covid-19 es de dibujos animados. en estos 5 meses de confinamiento en CAT entrando y saliendo de hospitales saturados de casos, lo más cabrón es que un buen porcentaje de estos se producen por decisiones incorrectas de las autoridades políticas y los ciudadanos incompetentes, allí tienes el equilibrium, mientras los proyectos de MID51 sigue avanzando, porqueen la vida no aniquilas tus proyectos, esos te aniquilan a ti.



edición: christian núñez
imágenes: joan duran

Consumatum · Néstor Herrera




La obra fotográfica de Néstor Herrera dialoga

con la pintura renacentista, barroca y romántica

desde una aproximación conceptual desafiante.

BOOM

Quiero comentar que empecé en la fotografía como tal hace 6/7 años cuando obtuve mi primera cámara. Le tomaba fotos absolutamente a todo, a la lluvia, a las hojas, me llevé tiempo encontrar mi camino. Descubrí que podía plasmar mis sentimientos + pensamientos a través de la fotografía, y eso fue un BOOM emocional, porque en aquellos días estaba pasando por malos ratos. Me gustaba que podía desnudarme emocionalmente a través de la fotografía. Toda esa carga, positiva o negativa, la podía plasmar en una foto.

SUBJETIVO

Seguí puliendo el estilo, y la gente no se daba cuenta de que objetivamente había una foto pero al mismo tiempo, subjetivamente, me estaban viendo a mí. Había algo muy íntimo en el material plasmado. La gente no se daba cuenta, y lo consideraba bonito, y entonces comprendí que no iba a ser juzgado. Pero luego, cuando criticaban una foto, sentía que me estaban criticando a mí, porque la foto era yo. Me costó mucho tiempo entender que el arte es subjetivo.

VOCACIÓN

Cuando cursaba la preparatoria, en los exámenes de optativas, nunca supe responder a qué me dedicaría. Nunca. No sabía hacia dónde dirigirme. Más tarde, con orientación especializada, me dijeron que debía enfocarme en las artes. Es curioso, porque en el ámbito artístico me dicen que hago publicidad. Sin embargo, no es mi objetivo desarrollar proyectos comerciales. Creo que me gustaría ejercer la pintura, pero—hasta nuevo aviso—estoy enfocado en la fotografía.

TEMAS

No considero tener temas para abordar, mis ideas surgen de la nada. Muchas veces son improvisadas, pero podría hablar de las últimas fotos que he creado, inspiradas en el suicidio, el lado poético de la muerte. Me gusta buscar el lado bello, el lado artístico de los eventos desafortunados.

INFLUENCIAS

En Instagram, sigo a Krishna Valdez, una fotógrafa joven que ha recibido múltiples premios en Italia, Dubái, Tokio, y es una gran inspiración para mí. Al ver su caso podemos darnos cuenta de que sí es reconocido el trabajo de un fotógrafo conceptual y eso me da muchas alas [risas].

En cuanto a influencias pictóricas, tengo muchas, y podría platicarte horas sobre esto. Me inspira el barroco—Vermeer, Caravaggio, Velázquez—, el romanticismo con John William Waterhouse, las pinturas renacentistas de Leonardo Da Vinci y Tiziano. Últimamente, tanto la influencia del maestro William-Adolphe Bouguereau como la de Roberto Ferri han sido muy notables en mi trabajo. De este último, incluso me he tatuado una obra suya.

También me interesan la literatura del siglo 19, y el cine. Siempre estoy viendo películas, puedo admitir que soy cinéfilo aunque sería ridículo autonombrarme así. La danza, el teatro. A menudo llevo conmigo una libreta para tomar apuntes. Las ideas valen oro y hay que anotarlas. Luego vas puliendo, plasmas en un borrador, en una foto, editas, y puede sonar como un trabajo largo pero es lo que te apasiona. Y al ver el fruto, dices: todo el cansancio valió la pena. Porque déjame decirte que eso de tomar las fotos puede sonar fácil pero es muy cansado.

DIFERENCIALES

Últimamente veo que la fotografía conceptual ocupa un lugar cada vez más importante en la escena artística, y me da mucho gusto. Busco que mis fotografías parezcan pinturas al óleo. Y muchas veces las confunden. La gente me pregunta cuál es mi técnica pictórica, y les respondo que hago fotografía. Me gusta que a las personas les cueste creer que es una foto, y no una pintura. Creo que eso es lo que distingue mi trabajo conceptual.

PROCESOS

La primera serie, la única con una historia, se llama Al otro lado. La integran nueve piezas, inspiradas en Ofelia de Hamlet y Alicia a través del espejo. Esta serie la hice con una chava que conocí a través de los tatuajes, que se llama Leto Martín, una chica súper talentosa con un estilo muy peculiar. Hicimos una colaboración que se cocinó lentamente. Fuimos a dos cenotes: en el primero no nos permitieron tomar fotos, querían cobrarnos $1,500 pesos por hora. Así que fuimos a otro donde no cobraban, pero era muy profundo. Leto no sabía nadar; en ese momento sintió pánico y yo estaba bloqueado. Habíamos viajado expresamente para hacer la sesión, estuvimos batallando durante horas, y al final aplazamos para el día siguiente. Realizamos la sesión en la piscina de un amigo. Después de un buen rato, tomamos la foto de Ofelia.

La segunda serie se llama Consumatum. Trata sobre el suicidio, y es una de las primeras ideas que concreté cuando comenzaba a realizar fotos conceptuales. Durante un taller, entre las críticas, los curadores señalaban que no me arriesgaba lo suficiente; a pesar de mi potencial, veían miedo en mí. Fue en ese momento que hice a un lado los temores y prejuicios de la familia y la sociedad. Fui puliendo las ideas, que eran muchas, y finalmente conseguí tres fotos. En la primera, mi novio posó como un ahorcado; en la segunda, aparezco disparando una escopeta, y en la tercera vemos a una chica en la tina.

La última imagen se inspira en una pintura de Bouguereau, a su vez basada en el Infierno de Dante.

DESAFÍOS

Me frenaban mucho los prejuicios de la sociedad yucateca, la mente cerrada y los dogmas religiosos. Mis padres son pastores de la iglesia pentecostés, y me costó mucho romper barreras. Sigue siendo un reto que vean mis imágenes y las vayan asimilando/aceptando, más allá de la primera impresión de ser considerado impuro.

Otro de los desafíos es encontrar modelos. Es muy difícil que alguien acepte participar en este tipo de fotos, porque hay desnudos y les causa conflicto.

También es difícil llegar a galerías. No he presentado mis obras en espacios de exhibición y muero por hacerlo. He indagado mucho, he buscado contactos, y todavía no lo consigo. Pero la clave de triunfar es la perseverancia. Quiero que la gente de fuera de Yucatán reconozca lo que estoy haciendo. Estoy aplicando a varios concursos nacionales e internacionales, y me he propuesto lograr el reconocimiento global.

TURISMO

En Yucatán, los artistas contemporáneos estamos recibiendo apoyo suficiente en cuanto a espacios de exhibición. El programa de La Noche Blanca es de gran ayuda, dado que está permitiéndole al artista presentar su obra, con la ventaja de que un segmento importante de los asistentes corresponde al turismo, y el trabajo es apreciado por cientos de personas. Vivimos un momento muy oportuno.












Edición de textos: Christian Núñez. Imágenes: Cortesía del autor.



Más sobre Néstor Herrera en ConejoBelga.


A mis sesenta y más · Libia Lizama Crespo


A propósito de su primer libro publicado,

Libia Lizama concibe la poesía

como invitación y atrevimiento.

Bellas Artes

Sabía que necesitaba herramientas expresivas, y en la escuela de creación literaria de Bellas Artes me las dieron a manos llenas. Ahí encontré lo que estaba buscando. Precisamente, porque tuve maestros maravillosos, bien preparados. Yo era una alumna muy exigente, con ellos y conmigo. Les decía: «Ustedes saben que tienen una alumna de lento aprendizaje.» [Risas.] Desde que era niña, tenía problemas para memorizar. Sufría mucho en la escuela, porque a la hora de los exámenes mi mente se quedaba en blanco. Pero los conocimientos los tengo. Los puedo utilizar escribiendo, no diciéndolos de memoria.

Siento que el libro fue escrito a conciencia. Dado que es biográfico, fue posible decir: esto fue lo que viví primero, esto fue lo que me hizo reaccionar, y esto es lo que estoy viviendo hoy: mi libertad. Me gusta mucho lo que estoy expresando, ese atrevimiento que antes era imposible manifestar—por la edad, por la falta de conocimientos. Creo que ahora ya nadie me para.

+60

Alguien de Bellas Artes me dijo: «¿Te das cuenta de lo que estás haciendo? Eres una alumna, estás saliendo de la escuela, tienes más de sesenta años y—la palabra mágica—eres mujerAl principio, creí que era un atrevimiento de mi parte, por la edad que ya tengo, y muchas personas me lo advirtieron, sobre todo la familia. Pero si otros escritores lo pudieron hacer, yo porqué no. Tenía ciertos temores, pero ahora que ya convivo con otro tipo de poetas, de diferentes lugares, me doy cuenta que era risible esa manera de pensar. Finalmente, voy por el camino correcto.

Proceso creativo

Trabajé los poemas aproximadamente año y medio, y compuse el libro a mi salida de la carrera. Recuerdo que el día de la graduación, solo presenté 10 textos de 25. Me ayudó mucho la lectura de Ramón López Velarde, y sobre todo de Juan Rulfo, por la fuerza que tuvo para enfrentar lo que había vivido, y el modo como lo plasma en sus trabajos. Durante su infancia, Rulfo se enfrentó a la guerra, mataron a sus padres, y se acostumbró a estar con los muertos, a relacionar las historias de los muertos entre sí.

Estilo

Con frecuencia escucho—y me da mucha tristeza—a muchos jóvenes que utilizan palabras altisonantes y grotescas en sus trabajos, de forma gratuita. Mi estilo consiste en hablar del amor, el desamor y los problemas actuales con sensualidad, sin rebasar ese límite, sin llevarlo a lo grotesco y vulgar. El día de la graduación, una persona me comentó: «Qué manera más literaria de decir Hazme el amor sin utilizar palabras vulgares.»

Invitación

A mis sesenta y más lo presenté en Mayo, en el Instituto Tecnológico de Mérida. Incluso asistieron mis maestros de Bellas Artes. Lo comentó el coordinador de la carrera, José Díaz Cervera. Estaban asombrados, porque el teatro lucía llenísimo. En general, ha tenido mucha aceptación. Muy buenos augurios.

Siento que mis poemas son un ejemplo de que podemos salir adelante. A pesar de los problemas que vivimos las mujeres. Suelo incluir en la dedicatoria una frase: Si lo crees, lo creas. Solo tienes que atreverte, sin importar tu edad. Estoy consciente de que muchas mujeres pasamos por situaciones que nos reprimen de formas distintas, en todos los aspectos, y el libro es un ejemplo de que sí podemos salir adelante. Nada más tenemos que intentarlo. Porque no podemos permitir que acaben con nosotras, sin luchar. Yo luché ya grande, pero lo conseguí. Y cuando digo situación difícil, estoy hablando de la nulificación de la mujer, aquí en Yucatán. En el libro, hay un poema que habla de ello: Esto no es un reproche. Esto es una invitación a que sigas adelante.

Puedo decir que ahora estoy viviendo para mí.

Epílogo

En una ocasión, escuché el testimonio de cierta mujer que había matado a su marido. Lo descuartizó y se lo llevó a tirar en una bolsa. Y cuando la detuvieron y le preguntaron cómo se sentía, nunca voy a olvidar las palabras que respondió: «Siento que me quité un peso de encima.» Con esa respuesta, ya sabes lo que había vivido.




A mis sesenta y más [Selección]

Desabrida

Inservible me llamaba,

desabrida.

Me cubría con sábanas de astillas,

me ahogaba de relámpagos,

sus besos eran navajas.

Me desvestía como se desnuda

una alfombra envejecida,

yo salía de esa alfombra

cual ácaro avergonzado.

Más de sesenta

Con qué lenguaje puedo dibujar

que el mundo en que viví

fue de polvo delicado.

No es fácil desnudar el corazón

cuando se tiene más de sesenta años.

Deambular sobre un desierto

sin luces de esperanza ni calor.

Vivir de ilusiones y sueños

frustrados.


Aún creo en el amor,

y tú, colibrí,

jamás degustaste el néctar

de mi esencia.

Quiero

Yo quiero de ti un beso,

un beso pequeño

cual pizca de comino,

un beso que sazone

mis rendijas y mis sueños.

Me pregunto

Aquí frente al espejo,

miro mi piel que sobra,

mis senos dormidos,

mi cintura sin sueño,

mi vientre de tres partos,

mis caderas espesas.

Me pregunto si en tu

imaginación

soy aquella muchacha

que dibujabas en el viento,

hace cincuenta años.

Descalza

Quiero correr descalza por los aires,

desparramar heridas sobrantes,

oler un follaje púrpura,

reposar sobre hojarascas.

Aprender a saborear

la melodía de mi vida.

Edición de textos: Christian Núñez Imágenes: DUDUMDUSH


Lee aquí la reseña.