Mi cuerpo, mi casa: Monserrat López Macías



La obra visual de Monserrat López Macías (Chiapa de Corzo, Chiapas, 1988) explora temas como la identidad y el espacio íntimo con un lenguaje cercano al pop art.


PUNTO DE PARTIDA

Cuando reflexiono acerca de cómo llegué a las artes visuales, mi conclusión es recurrente. Llegué ahí por mero acto de pulsión, y con el tiempo comprendo que estaba en la búsqueda de procesos de análisis internos. Sucede que crear involucra prácticas simbólicas, ejercicios de autotransformación y expresiones de identidad.

TRABAJO Y ESFUERZO

Hay personas afortunadas que desde temprana edad reconocen qué prácticas disfrutan en la vida. No formo parte de ese grupo privilegiado. De todas formas, debo reconocer que el aprendizaje académico solo es un fragmento de la construcción del lenguaje profesional. Quizá pude haber aprovechado varias experiencias de haber sabido qué quería, pero hay otros fragmentos en la vida de donde proviene la información que nos nutre primeramente como seres humanos y que se ve reflejada profesionalmente. Todo dependerá de la situación de cada uno. Por experiencia podría decir que vale más la formalidad o la importancia que uno le aporte al esfuerzo propio frente a la idea de que invertir tiempo, dinero y energía en prácticas artísticas es un trabajo y mereces recibir algo por ello.

PROYECTOS, DISCIPLINAS

Los proyectos que he materializado abordan conceptos próximos hacia la formación de la experiencia humana: cuerpo, sueño, conciencia, memoria, casa. En cuanto a disciplinas, las más recurrentes son gráfica y fotografía. Las disfruto porque implican la suma de fragmentos. Son procesos de producción que permiten hábitos de construcción como cortar, pegar, deshacer, multiplicar, reproducir. He participado en proyectos de autogestión; uno de ellos, Lunar, fusiona el diseño y el arte. Es un fragmento de mi trabajo profesional donde colaboro con amigos/colegas.

PROCESOS CREATIVOS

Puedo identificar en retrospectiva algunas pautas. Tengo cierto conocimiento de la vinculación de mi vida personal con procesos de creación pero no necesariamente me percato, inmediatamente, sobre la profundidad que esto representa. El cuerpo es muy sabio, ha sabido actuar intuitivamente, y debo mencionar que los ejercicios de reflexión motivan hacia la conciencia. Los procesos más placenteros y productivos provienen de un profundo diálogo interno. En cuanto a resolución técnica, no me considero una persona de método. Eso puede retardar el orden de ideas para la construcción final.

INSPIRACIÓN Y LUCIDEZ

La inspiración es un momento espontáneo de lucidez. Es decir, ocurre de forma abstracta, y el trabajo es pragmático. Con el trabajo constante, las habilidades se van amplificando. Creo en la interacción entre el individuo y la realidad. Eso abarca ambos ambientes de percepción para el desarrollo de procesos creativos. No son inseparables, se dan de forma paralela.

CASA

Relaciono el símbolo casa con mi obra porque proyecta lo que mi cuerpo performa en esta etapa de mi vida. Finalmente, me habito en un espacio íntimo, seguro y equilibrado. Sentir el cuerpo como tu hogar involucra sentir aceptación, y es resultado de un constante diálogo introspectivo. En mi caso, es el apogeo que había anhelado. Por eso me resulta significativo.

REFERENCIAS

Sí, claro, tengo muchas, y las que me falta por descubrir. Por ejemplo, artistas; Francesca Woodman, Cristina Lucas, David Hockney, Lisa Kokin, Graciela Sacco. En cuanto a teóricos, he tenido cierto contacto con Simone de Beauvoir, Marta Lamas, Judith Butler, Sigmund Freud, Erik Erikson, Carol Gilligan, Alice Miller. Por el momento me encuentro vinculada con la propuesta La Casa del Yo de Alexandra Maria Morim Barbosa y La casa como imagen del ser, de Katherine D. Rosario.

VIVIR EN YUCATÁN

Durante mi desarrollo, inoculé pensamientos individualistas que no ofrecían una preocupación por el intercambio de información. Esas posturas solo llevan a un camino de limitaciones. Si no ofreces ambientes que motiven el diálogo, resulta difícil entablar vínculos colectivos. Me parece que reflexionar acerca de los factores que propician el enajenamiento es unos de los primeros pasos para hacerme responsable de lo que sucede en mi contexto. Los siguientes están relacionados con el diseño de estrategias, crear alternativas que re-direccionen hacia la empatía y el trabajo solidario. También podría mencionar que, en muchos casos, el artista realiza un trabajo paralelo que permite y solventa la producción personal, pero no creo que sea un caso exclusivo de Yucatán. Fortalecer el pensamiento de profesionalización en disciplinas artísticas también significa un reto. En cuanto a las satisfacciones de operar en Yucatán, la seguridad y el ambiente natural son dos grandes ventajas. Puedo asistir a eventos, desplazarme—en fin, es un lugar tranquilo.

GESTIÓN CULTURAL

Creo que es necesaria para establecer lazos, es una vía para fortalecer el tejido social. Me he percatado de la importancia del uso del espacio público y reconozco el esfuerzo de los compañeros que lo ponen en práctica. Implica tener contacto con otras disciplinas, saber que todas aportan y son significativas. Por otro lado, la autogestión de proyectos es un reto y, al mismo tiempo, una estrategia productiva para asumir realidades y ofrecer opciones.

CAMBIOS

En general, sugiero el desarrollo de comunicaciones cordiales tanto de forma intrapersonal como interpersonal. Permitirnos encontrar más preguntas que respuestas cuando intercambiamos ideas en ambientes de aprendizaje me ha significado la posibilidad de ampliar caminos. En cambio, darse a la tarea de hallar respuestas objetivas solo me ha llevado a frustraciones absurdas. Básicamente, mi consejo es permitirse el movimiento, ya sea de forma interna o externa. Si bien no todos tenemos un plan de vida estructurado, conforme uno se mueve van surgiendo situaciones de gran relevancia profesional. Pero no se queden estáticos, pues habrá un desfase con el tiempo interior/exterior que uno vive. Por último: no sean aferrados, comprendan que los cambios en diversos aspectos de la vida son necesarios para nuestra transformación.










De la serie Mi cuerpo, mi casa.

Fotografía digital, 2016.

IMG1: 25x34cm – IMG2: 55x45cm

IMG3: 35x42cm – IMG4: 25X39cm

Todas las imágenes: Cortesía MLM