Monolitos urbanos I Felipe Mazzeo


La instalación de Felipe Mazzeo visualiza

el espacio urbano a partir del papel reciclado

como materia prima.


TOPOLOGÍA Y PROXIMIDAD

La pieza surgió al principio del montaje, como una forma de resolver el espacio, ya que las piedras originalmente iban a situarse en el piso de la sala. Para no obstruir el paso de la gente, decidí montarlas en un capelo.

La base está formada con el papel reciclado en proceso de secado, pero aun húmedo. Se traza una relación entre las piedras que están arriba y el material de la base como dos momentos geológicos de la región, muy distantes.

Se formó un microclima justamente por la humedad de las piedras. Ciertas condiciones provocaron el surgimiento de plantas muy pequeñas. Funcionó como un espacio aparte dentro de la instalación.

MANGLAR

La pieza en cuestión surge a partir de una investigación que realicé en el manglar de Yucatán [en la ciudad de Progreso]. La cuestión de la humedad y el manglar como bosque de la región conforman una interfaz entre agua y tierra. El corte que se produce entre el manglar y el mar sigue detonando la producción de las piezas.

MONOLITOS URBANOS

A partir de resultados y cuestiones que analicé en el manglar mediante la fotografía, ahora sitúo esta instalación desde el entorno urbano. Considero las hojas de papel—los desechos, sobre todo—como una posibilidad de regeneración.

Las hojas de periódicos, revistas y cuentas bancarias me dieron la posibilidad de generar obras que hablaran del paisaje en un sentido muy amplio: el paisaje que consideramos naturaleza y la naturaleza de nuestro paisaje como civilización.

La pulpa de papel que se unía al verter la mezcla resultó en un collage o lienzo no-en blanco, trazado por el tiempo y la aleatoriedad.

LECTURA ECOLOGISTA

Sí, hay una lectura ecologista pero tampoco es unidireccional. La muestra plantea preguntas en relación con la ecología y a lo que pensamos que es un discurso ecologista. De repente me cuestionaron que pintara con acrílico, pero en realidad me interesa más la perspectiva del artista que habla de la ecología que el discurso ecologista como tal.

DEPURACIÓN Y HEURÍSTICA

Durante el proceso que me había trazado de recolectar papel desde los diferentes puntos de la ciudad—centros culturales, el barrio donde vivo—, al colocar los contenedores de recolección, observé que las cosas no salían como esperaba. Por ejemplo, entre los desechos había plásticos, celofanes y envases de PET. Tuve que hacer una depuración, tirar a la basura los materiales que no eran papel.

Si bien la mayor parte de los elementos estaban preestablecidos, había cierto margen de error. Este ejercicio de depuración me dio otra lectura sobre la posibilidad del material, incluso cuando no es puro. Los monolitos no están formados solamente de papel. El camino inesperado e imprevisto que se abrió me ha dado la pauta para futuros proyectos. Es lo que llaman heurística.

FACHADAS, RIZOMAS

Los monolitos tienen dos superficies intervenidas. De un lado, hay una pauta marcada de la que no me moví: veremos fachadas, composiciones geométricas que se basan en fotografías de mi cuenta en Instagram. Del otro lado, aparecen representaciones de la flora citadina. Esta idea la desarrollé hasta desplazarme a otro tipo de gráfica figurativa, más enfocadas a identidad y paisaje, a construcciones abstractas que se relacionan y citan estructuras sociales: el rizoma, los árboles genealógicos, por ejemplo.

PLANTAS SIN NOMBRE

De plantearme esta cuestión representativa de la flora con nombres, empecé a hacer videos de las plantas que crecen sin nombre, en la línea del zócalo [bit.ly/2NavJhH]. Hierbas que son parte de la ciudad y crecen a partir de la humedad en las construcciones.

ACÚSTICA

En la configuración del espacio urbano, quería que el sonido jugara el mismo papel que el papel. Tomé el sonido de distintas partes de la ciudad para generar una pieza única. Coches, motos, el vendedor del barquillero con el sonido de sus campanitas, y esas flautas que se oyen son los músicos de la ESAY ensayando en los andenes de la ex estación de ferrocarriles. La otra base acústica proviene de New Space Music, disco de Brian Eno que contiene una misma armonía en variaciones.

DICOTOMÍA

En este collage, con materiales de los talleres infantiles de dibujo impartidos en el Centro Cultural del Sur, puedes observar diferentes ejercicios: rellenado, dibujos de la flora, cuestiones abstractas. Quise crear una pieza que mostrara la cuestión autoral que se estimula desde la infancia, y al mismo tiempo expresar la evaporación del artista como productor. Porque, a fin de cuentas, la pieza solo es un collage de referencias/estilos/temas. En contraposición a esto, tenemos el plano de una casa que corre el riesgo de repetirse infinitamente, como parte de una serie.

REFERENCIAS

Sol LeWitt es un referente del arte conceptual. Y teóricos, están Roland Barthes, Walter Benjamin, Hal Foster, Susan Sontag, Boris Groys.

Un último gesto visual de la instalación es un grafismo como comentario al libro Oriente y Occidente, de Luis Racionero, donde se exponen aspectos sobre filosofía y religión. En este caso, quise expresar la dicotomía entre divinidad y naturaleza. Con un gesto simple [círculo + línea recta], representé tiempo lineal y tiempo cíclico.

LÍMITES

Resulta difícil la total congruencia hacia una postura fijada. ¿Qué significa ser ecológico hoy, o ser un artista ecológico? Me encuentro en constante reflexión sobre este paisaje interno dividido, y es con lo que me gusta jugar: los límites entre ser artista y ser humano. La apuesta por lo ecológico puede llegar a ser muy radical.







[Monolitos Urbanos: Topología y Proximidad, de Felipe Mazzeo, es un proyecto beneficiario del Fondo Municipal para las Artes Visuales 2019 cuyo montaje ha sido posible gracias al apoyo de la SEDECULTA en el Centro de Artes Visuales (CAV) de Mérida.]


Edición de textos: Christian Núñez.

Imágenes: Cortesía del autor.




Lee nuestra reseña/ensayo sobre la instalación en ConejoBelga.